Wednesday, May 22, 2013

And so it was you all along.

Seguro que alguna vez os habéis sumergido bocarriba bajo el agua, habéis mirado al cielo através de ella, y habéis visto como todo se desdibuja ante vosotros, como el sol parece danzar de izquierda a derecha al ritmo de las olas, solo oyes como el agua tampona tus oidos y te balancea consigo, como si te estuviera acunando. Cuando voy sola a la playa es lo único que me gusta hacer, deslizarme entre los pliegues de las olas y mirar al cielo los escasos segundos que me permiten los ojos antes de que se saturen con la sal del mar, son segundos que para mí se alargan hasta que cierro los ojos y me sigo dejando balancear por las olas. Me doy cuenta que todos mis momentos de reflexión los comparto con el mar, y no me había parado a pensar en lo dependiente a él que soy. Él ha sido mi mayor consejero, el mejor de mis amigos; me ha sabido escuchar y ha camuflado cada lágrima entre sus salados brazos. Me ha enseñado el camino muchas veces, y ha dicho tanto sin usar ni una palabra.
Gran amigo, te voy a echar tanto de menos, tantos años compartiendo penas, siendo compañeros de nostalgias y de tragedias adolescentes, tantos secretos me guardas y tan fiel que me has sido, y jamás te dediqué ni una palabra. Me equivoqué, estaba tremendamente equivocada acerca de mi gran amor, le he estado escribiendo a quien no le correspondía y es que eres tú, eres tú mi musa, y por más que odie tremendamente estar aquí y por más que quiera coger las maletas, largarme y por fin ser quién yo quiero ser, sé que me harás volver, sé que siempre te guardaré muy cerca de mí y que más de una noche lloraré desalmadamente al no poder plantarme al lado tuya y desahogarme hasta quedarme vacía, y tu me llenes con tu majestuosidad, como de costumbre. Querido amigo, compañero de experiencias, mentor, tú has conseguido que no vea un futuro sin tu olor, sin tu color, y eso es merecedor de una reverencia. Pero no te preocupes sé a ciencia cierta que aún nos queda una larga trayectoria juntos, un largo"hasta pronto", tres meses para despedirnos y ajustar cuentas de todo lo que te debo.

No comments:

Post a Comment

Followers