Wednesday, December 12, 2012

Kingdom of the absurd.

Vaya patochada, eso es lo que es todo esto, una pura patochada. ¿Amor? Já. Lunas llenas, amores imposibles, miradas que se clavan, caídas libres, corrientes de electricidad, corazones latiendo a mil por hora... Me faltan los elfos, las hadas y Superman para completar la película, ¿no creéis? Pero, ¿en qué narices estaba pensando? Soy una idiota, ni si quiera yo me creo toda esa badofia romanticona. Palabras que se marcan, besos que se te tatúan en el alma, amantes intentando ser amigos, cuatro fotos mal echadas, ¿en serio? Pero, ¿ se puede saber quién soy? Yo, yo no era así, yo era distinta, yo nunca he creído en un "para siempre", yo he sido siempre una persona racional, puramente objetiva, una persona que sin unos datos y hechos jamás saltaría al vacío con los ojos cerrados, jamás. Pequeños saltamontes, crecer y aprender juntos, romper las reglas, quererse a contracorriente... Supongo que serán las hormonas, ya sabeis cómo somos los adolescentes, un matojo de inseguridades que amenudo causan la distorsión de la realidad... ¿Amor? ¿De verdad? Bah, menuda tontería, un completo absurdo. Ahora que tengo eso claro, ¿qué es lo que me unía a tí? Igual era simple comodidad, igual era un simple capricho de niña mimada o igual simplemente me sentía sola. No sé, aunque, qué más da eso ahora, ¿no? ¿Qué más da? Ahora aquellas cuatro fotos mal echadas estar consumiéndose por la llama de mi mechero mientras me enciendo mi último piti.

Followers