Monday, October 22, 2012

It turns out, I don't like changes as much as I thought.

No me gustan los cambios tanto como creía, ciertamente, creo que nunca me gustaron. Lo peor es que estoy en época de ellos, estoy a punto de dejar todo esto atrás, a todos atrás y empezar una nueva vida. De cero. Siempre he querido eso, llegar a un sitio donde nadie me conociese, donde realmente pudiera ser quien quiero ser, y no la etiqueta que me han colocado los demás en función de aquellos errores que pude cometer cuando aún no tenía la suficiente experiencia y conocimiento como para saber que me estaba equivocando, pero ultimamente no paro de pensar que quizás no pueda vivir sin lo que estoy dejando atrás, en que quizás no quiera una nueva vida, y simplemente quiero volver a lo de antes. Con todo esto quiero decir, que tengo miedo de perderte, a todos en general y a ti en particular, porque has sido esa persona por la que lo he dado todo siempre, has sido esa persona por la que he roto todos mis principios, por la que he luchado siempre, porque el mero hecho de pensar en perderte, me destruye y es que es eso lo que me pasa, que he visto que te perdía, y no he podido soportarlo auqnue lo cierto es que te llevo siempre, como tú dijiste, marcada en mi piel. Para siempre. No sé si te acuerdas de aquella noche que mientras me abrazabas te pregunté si te quedarías, si tú te quedarías siempre conmigo y no te marcharías, y tú afirmaste y me lo prometiste. Ultimamente es lo único en lo que he podido pensar, en que siempre, siempre estarás conmigo, solo tengo que recogerme el pelo. Jamás te irás y de eso no me di cuenta hasta hace poco, por mucho que queramos, jamás estaremos lejos la una de la otra, tan solo tenemos que mirarnos a nosotras mismas, y nos veremos reflejadas, porque somos soñadoras, tú eres una soñadora y una superviviente, al igual que yo, son diferentes imágenes en el espejo pero el mismo sello, el mismo empaquetamiento, pero simplemente tuve miedo a que no te dieras cuenta de que ya no me esperas en tu casa para salir, de que ya no cojo ese autobus y hacemos nuestros planes de viernes por la tarde. Tuve miedo a que ya no me necesitaras tanto como te necesito yo a ti y me he dado cuenta de que nos pelearemos por estupideces, como siempre, y nos sacaremos de quicio infinitas veces, para variar, porque somos demasiado iguales, y ¿sabes qué? Que es lo más perfecto de nuestra amistad, que pase lo que pase, solo nos quedamos un rato en silencio hasta que ya no aguantamos más y volvemos a lo mismo de siempre, este simplemente ha sido un silencio más largo de lo normal. Solo te pido una cosa, que después de este año, cuando me vaya de aquí, recuerdes que jamás te voy a abandonar. No nos perderemos la una a la otra. Nunca.

Sunday, October 14, 2012

I hope the world will some day be prepared for all the love I've got to share.

No sé qué es lo que me ha empujado exactamente a volver a abrir la página de este blog y volver a escribir en él, solo sé que no puedo evitarlo más, no quiero obligarme más a dejar de escribir. Esto ha sido mi vida durante tanto tiempo, y cada vez que he intentado dejarlo atrás, cada vez que he intentado ignorar esa parte de mi cerebro que me empujaba a iniciar sesión y teclear todo lo que siento, lo único que he conseguido es reprimir mi rabia, mi tristeza, parte de mí, y eso no es para nada lo que quería conseguir.Yo quiero ser sincera, hace mucho tiempo que no me encuentro, hace mucho tiempo que no sé quién soy, ni quién quiero llegar a ser. Hace mucho tiempo que me perdí, y cada vez que intento encontrarme, cada vez que quiero volver a ser esa persona que fui un día, me pierdo aún más, sentada al otro lado de la pantalla, como en una película de terror en la que sabes que la protagonista no debe abrir esa puerta, pero como siempre, la abre, veo como mi vida se va desmoronando cachito a cachito y no puedo hacer nada al respecto, solo puedo observarlo mientras todos los días la chica al otro lado del espejo está cada vez más agotada. Algunas mañanas me mira, cruzada de brazos, exigiendo una respuesta, exigiendo un cambio. Otras mañanas me sonríe con ojos tristes, intentando ser fuerte por mí, creyendo que me engaña. Y otras ni si quiera me mira, simplemente agacha la cabeza y mira hacia otro lado con ojos tristes y yo mientras me rindo poco a poco. Hace tiempo que no tengo el timón de mi propia vida, hace tiempo que voy vagando a la deriva, empujada por las olas y solo estoy esperando a llegar a algún puerto, sea cual sea, eso ya no me importa, solo quiero bajarme del barco y de momento creo que la única solución es tirarse por la borda.

Followers