Wednesday, June 27, 2012

It was about time.


Cuesta creerlo. No hay más dolor que la indiferencia y juro que jamás he visto tanta recogida en unos ojos, solo en los suyos. Odio, rabia, tristeza, alegría, decepción, cualquier cosa, hubiera preferido cualquier cosa menos esa indiferencia que se me atragantó en la garganta y que resulta tan difícil de digerir. Indiferencia, jodida indiferencia, pero al fin y al cabo es lo que quise, pedí su indiferencia a gritos, la pedí durante mucho tiempo, me la merezco, pero ahora que la tengo me abruma tanto que no sé qué hacer con ella. Y entre el  humo, el sudor, la gente y las luces parpadeantes lo comprendí todo, y es que no me corresponde a mi estar así, ya me toca pasar el relevo, no podría haber habido señal más clara, ya no me pertenecen a mí las lágrimas desbordantes que me hacen perder la cordura, no me pertenecen más noches en vela contando las horas que quedan para que salga el sol y poder salir de esas cuatro paredes que me ahogan, no me pertenecen más interminables conversaciones telefónicas, debatiendo el sentido de todo y nada, descifrando mensajes inexistentes, hablando de un pasado ya oxidado que no merece la pena ni recordar porque más de la mitad fue todo mentira. Ya no me pertenece soñar con ningún final de cuento de hadas, ni ningún reencuentro de película en el que accidentalmente volviéramos a ser dos y que con un “Qué tonta eres.” y un beso de los que quitan el hipo, me callase y apagase todos mis miedos, yo ya tuve todo eso, ya exprimí la historia hasta el extremo, ya no podemos sacar más de ella. Ya sabéis lo que se suele decir, “Los finales felices son solo historias sin acabar.” Ya no soy yo, ya no me toca a mí, ya llevo demasiado tiempo así, ya toca dar pié a nuevas historias, ya me toca a mí empezar a sentir la misma indiferencia, la misma frialdad y frivolidad. Ya sabéis, a página que se resiste a pasarse, cierra libro y coge otro, hay millones de fronteras que desconoces, hay infinidad de posibilidades, infinidad de nuevas historias que puedes escribir, porque recuerda que el que tiene el Boli aquí eres, eres dueño de tu propio destino, decides como afrontar el mañana.


Thursday, June 14, 2012

I'm just me.

Si me conoces lo más mínimo, sabrás que me encanta el mar, que me encanta porque no tiene límite, porque es el único sitio en el que puedes ser libre, también sabrás que mi mayor temor es perderme, y sabrás también dónde encontrarme si necesito huir de todo. Si me conoces lo más mínimo sabrás que no se puede mediar palabra conmigo cuando estoy recién levantada, que odio que me den los buenos días y mucho más el olor de la leche hirviendo. Sabrás que jamás, y repito jamás, llevaré las uñas si quiera medianamente decentes, que soy un desastre andante y que siempre se me olvidan recoger las vueltas y las targetas cuando compro algo. Sabrás también que me encanta el olor a sal, y por tanto debo de echarle tres kilos de sal a todo lo que como, también sabrás que me compro las empanadillas solo para comerme el borde, porque el piste no me gusta, que mojo las tostadas de aceite y sal en la leche con colacao y que me encanta mezclar el embutido con chocolate. Sabrás que me contradigo a mi misma constantemente, y que a pesar de ser terca casi siempre doy mi brazo a torcer. Sabrás que me encantan los granizados de limón y los helados de oreo, lo sabrás porque es lo único que pido cuando voy a la heladería. Sabrás que me encanta estar sola, porque así mis pensamientos no parecen tan ridículos. Sabrás también que la música es a veces lo único que me hace seguir para alante y que los sueños para mí lo son todo, la base de mi vida, aunque siempre, siempre diferencio entre los sueños y la realidad, la vida me ha enseñado a no confundirlos, aunque ya sabes lo que dicen, "Cuanto más alto mees, más alto llegará la meada." Porque esa es otra, si me conoceis de verdad, sabreis que escribiendo me contengo, pero que en realidad soy una burra hablando, incapaz de decir tres palabras seguidas sin que un "acho" o alguna palabrota se intercale. También sabrás que creo ciegamente en el Karma y que eso junto al reggae, el positivismo y una pizca de budismo son las bases de mi vida, aunque haya veces que me desplome totalmente y pierda los estribos. Sabrás que soy partidaria de segundas, terceras y cuartas oportunidades ya que todos tenemos derecho a equivocarnos y a empezar de cero, siempre y cuando se reconozca el error. Sabrás que he amado con todo mi ser, con cada nanómetro de mi cuerpo. Si me conoces lo más mínimo, sabrás que soy incapaz de vivir sin ellos, que cada parte que me forma es gracias a ellos, mis soldaditos de la paz, mis ángeles de la guarda. Pero sobre todo, sabrás que no soy perfecta, que solo soy Yo y que lo hago lo mejor que puedo.

Wednesday, June 13, 2012

Do you believe in coincidence?

Quizás sea todo una terrible coincidencia o quizás es que simple y llanamente escribes tan bien que de verdad haces pensar a la gente que escribes para ella. Por lo menos yo lo he sentido, y debo reconocer, muy a mi pesar que a mi me ha llegado y como se suele decir, rectificar es de sabios, y a mi me gustaría rectificar mi concepto sobre ti, al margen de para quién sea lo que escribes, porque sea para quien sea, me gusta tu forma de ser, me gusta tu forma de ver las cosas y me has demostrado que la única inmadura aquí soy yo. Debo pedirte disculpas, porque por norma general no suelo ser así con nadie, de veras, y me convertí en todo aquello que nunca he sido contigo; rencorosa, falsa y sobre todo terriblemente crítica y llena de prejuicios. Te otorgué millones de actitudes que no te merecías, porque no tuve el valor de conocerte mejor. Sí, valor. Fui una cobarde, y todo por miedo, miedo a que fueras mejor que yo, miedo a que de verdad él te mereciese a tí más que a mi, por miedo a que tú fueras la mejor opción para él y entonces tuviera que rendirme y tirar la toalla, porque al final del día lo que a mi más me interesa es su bienestar, su felicidad, porque su felicidad y bienestar, son mi felicidad y bienestar. Por todo ello te pido perdón y por todo ello he de reconocerte que has sabido ser la mejor persona de entre las dos, y chapeau, admiro tu capacidad para ello. Y ya que soy muy dada a enrollarme como las persianas, quiero concluir esto contestándote; sí, duele, duele mucho, muchísimo, no te lo puedes ni imaginar, y seguirá doliendo durante mucho tiempo, no sé si tiene fecha de caducidad como los yogures, solo sé que a mi, aún me duele como el primer día.

Monday, June 11, 2012

It's the time.

Es hora ya de crecer, ¿no crees? Es hora ya de madurar, de comportarse como una adulta, de saber guardar la compostura en cada momento y que los problemas insignificantes dejen de abordarte y darle la vuelta a toda tu vida. Ya es hora de dejar de hacer daño, ya es hora de dejar de ser un cancer para los demás, ya es hora de dejar de crear odio, de dejar las lágrimas, de dejar los lloros y simplemente herguirse y seguir caminando. Ya está bien de todo esto, ya eres mayorcita, cuando antes lo aprendas mejor. Ya es hora de ser consecuente, ya es hora de tomar las riendas. Y lo haré. Pero esta vez, lo haré siendo quien muchos quereis que sea, seré lo que todos me otorgais, se terminó tanta mogigatería, se terminó ser esa muletilla para todo el mundo, se terminó ser una ONG sin fondos. Se terminó, a partir de ahora no voy a confiar en nadie, a partir de ahora mi única compañera será mi sombra, y aún así tendré dudas de ella, porque hasta ella me abandona cuando el Sol se esconde.

Friday, June 1, 2012

You get no love.

¿Cuántas veces he podido describir esa maravillosa sensación? ¿Cúantas palabras y horas de mi tiempo pude dedicarle a ese sentimiento tan abrumador? Muchos, y aún así son menos de la cantidad de lágrimas, noches en vela y copas de alcohol que le he dedicado a lo largo de todo este tiempo, ¿cómo puede algo tan bello convertirse en algo sumamente axfixiante?, me pregunto mientras hundo los hielos en el ron de garrafón. No sé si estoy perdiendo la fé en el amor, o es que quizás esté empezando a confundir términos, porque amor y dolor ya me parecen sinónimos, y no sé si es el ron, pero el corazón me duele con cada latido que da.

Followers