Friday, April 27, 2012

Just me, myself and I.


Y se dió media vuelta, dando un golpe de melena al viento y levantando la cabeza y sin mirar ni una vez atrás se contoneó por las callejuelas de la ciudad, en la cual solo se escuchaba el eco de sus tacones chocando contra el suelo. Habian dos razones por las que se negaba a mirar hacia atrás, una de ellas era porque nadie miró atrás cuando era ella la que estaba derrotada y la segunda es porque no soportaría afrontar lo que acababa de hacer, no soportaría las lágrimas. Esta vez era ella la que las causaba, y tenía claro que no sería la última vez, se acabaron aquellas noches interminables sentada en la barra del bar, suspirando entre copa y copa, ahogando sus penas entre alcohol, cigarrillos y lárgimas. A partir de ahora sería ella la que caminaría con la cabeza bien alta y los ojos secos.
Sin previo aviso, comenzó a llover y no pudo evitar soltar una carcajada, extendió los brazos y alzó la mirada al cielo, cerrando los ojos mientras la poca gente que quedaba por la calle huía de la lluvia, intentando refugiarse bajo alguna repisa o algún portal, pero ella permaneció allí, riéndose porque por una vez en su vida, había asumido el control y se sentía... bien, porque lo que no te mata, te hace más fuerte y ella estuvo apunto de dejar que le mataran, pero sobrevivió y ahora el mundo ha de temblar porque ella es invencible, y lo sabe y viene preparada para todo.


Tuesday, April 17, 2012

Finale.

Quería escribirte una última vez, porque esta sí que será la última vez que escriba para ti. No sé si lo leerás, no sé qué pensarás, ahora mismo eso ya no importa, ¿no? Así que de perdidos al río. Esto lo publico en mi tablón por si algún día por casualidad, de pasada te lo encuentras y lo lees, con la esperanza de que quizás esto cambie algo. Este tablón no es artístico, no pretende ser poético, ni bonito, pretende... en realidad no sé lo que pretende. Si me sincero totalmente, siempre espero que vuelvas, es extraño, es algo parecido a una adicción; pero como el tabaco, prometo dejarte, porque queriendo o no, me has hecho mucho daño, demasiado y después de este año y medio de mi vida, ni si quiera me dedicaste ni una mísera palabra, después de las miles que yo te he podido dedicar, no tuviste ni la delicadeza de darme un "adiós". No quiero pensar que ha pasado por tu mente estos últimos meses, de veras no lo quiero saber, porque sé que no me va a gustar la respuesta. Me hubiera gustado tanto que esto no terminara así, íbamos tan bien, que me apena mucho que haya terminado de la manera que lo hace siempre, no quería echarte de mi vida, créeme, te he querido siempre en ella; quería fotos en la playa haciendo el ganso, quería paseos largos de la mano, quería ir a tu casa, quería pasear en patines y que te rieras de mi cada vez que me cayera, quería paseos en caballo, quería viajes juntos, quería atardeceres, anocheceres y madrugadas abrazados, quería despertarme una mañana y encontrar tu brazo alrededor de mi cintura y tu boca en mi oído respirando fuertemente, quería verte dormido y acariciarte el pelo mientras observaba tu cara de tranquilidad; quería tantas cosas que no me dieron tiempo a hacer. Sabía que muchas de ellas nunca las conseguiría, pero me hubiera bastado vivir algunas de ellas como amiga, me hubiera gustado tanto sentarme este verano a tu lado y hablar como simples amigos, y poder decir, “¿ves? Nuestro final acabó siendo un principio.” Me cuesta creer que hayas sido capaz de hacerle tanto daño a una de las personas que más te ha querido, porque creo que puedo considerarme una de ellas, y eso nadie, absolutamente nadie lo podrá debatir jamás, y sé que siempre me acordaré de ese número especial, sé que siempre me acordaré de tu nombre, y sé que a pesar de todo, siempre te recordaré con nostalgia, como esa persona maravillosa que me enamoró con tan solo una mirada, esa persona que cambió mi vida por completo. Mi primer amor, mi primer “te amo” sincero, y eso lo llevaré siempre conmigo. Podría haber sido tanto, si me hubieras dejado, hubiera hecho que todo funcionara en su día. Algún día, cuando te enamores, sabrás de lo que hablo, sabrás que con solo una palabra de esa persona, tu mundo se ilumina, y que moverías cielo y tierra con tal de escuchar esas dos palabras. Dos palabras,  ocho letras. Siento no haber sido esa persona, me hubiera gustado mucho, solo espero que cuando la encuentres, no te haga daño y valore todo lo que haces por ella, que se dé cuenta y te devuelva ese sentimiento de la misma manera, porque querer a una persona de verdad es… simplemente indescriptible. Espero que te vaya bien todo, de veras y gracias, gracias por todo, porque sin ti mi vida sería tan distinta, porque me has enseñado a querer, me has hecho sentir miles de cosas y me he aprendido mucho de todo esto. Gracias por cada llamada, cada palabra, cada beso, cada “te quiero”, cada risa que me has sacado, cada desquicie, cada mirada; gracias por haberme hecho tan feliz. Espero que si lees esto comprendas por qué he hecho lo que he hecho, no podía seguir, tenía que alejarme, y no me alejaría teniéndote ahí, no me alejaría sabiendo que aún habían posibilidades, pero tú sabes que no las habían, tú sabes que realemente no había nada, no podías decir lo que sentías porque no sentías nada y no quiero ni pensar por qué lo hiciste, prefiero pensar que eres esa persona que acabo de describir. Aún así no quiero que olvides que mi amistad está ahí, para cuando la quieras, sabes que estaré ahí para cuando me necesites, sabes donde encontrarme.

Wednesday, April 11, 2012

Love and other drugs.

Es como una corriente de electricidad, recorre tu cuerpo en milésimas de segundo, te paraliza, te eriza la piel, se te dilatan las pupilas y el corazón se acelera. Es como estar en lo más alto de una montaña, la presión hace que sea difícil respirar. Es como una caída libre, la ingravidez hace que tengas esa sensación en el estómago. Es como todas esas situaciones unidas en una, todo al mismo tiempo, el sentimiento es tan intenso que te abruma y se apodera de tus lagrimales, estimulándolos, causando que empiecen a segregar lágrimas que se deslizan enfurecidas por tu cara. Es frustrante, al mismo tiempo que precioso, pero lo peor es que al principio podías controlar ese sentimiento, dejabas que controlara tus sentidos, te gustaba, te gustaba sentir ese cosquilleo en la piel, te gustaba esa sensación de ingravidez en el estómago, te gustaba, no sabias por qué pero te gustaba y poco a poco se fue apoderando de ti, hasta que ahora es esa sensación la que te controla siempre y la provoca él. Él empezó todo esto, y él se niega a que termine. No, no te engañes, tú tampoco quieres que termine, le quieres demasiado, ya no sabes como es levantarte cada mañana y vivir tu día a día sin él, le necesitas, reconócelo, la culpa no es entéramente suya, es tuya también, pero necesitas que él te vuelva a echar, necesitas que él te diga "olvídalo, me equivoqué" porque si no, lo seguirás intentando, porque eres adicta a esa sensación, te gusta, te hace sentir viva, pero te mata al mismo tiempo. Necesitas tu droga, la necesitas y él te la está enseñando, pero no te deja ingerirla, y eso te enfada aún más, por eso reunes el valor suficiente para decirle: "Dime que no te importo y dejaré de hablarte; dime que no me quieres y me iré, desapareceré; dime que te equivocaste y lo olvidaré; dime que me vaya y te juro que jamás volveré a entrometerme. Pero si decides que me quede, déjame quererte; si decides que te importo, déjame preocuparme; pero tienes que decidir, ya no me valen más excusas, no quiero más evasivas, no me sirven. Nos conocemos ya, no somos esos dos desconocidos de hace casi dos años, esto es lo que hay, dámelo o deja que me ayuden a dejarlo."

Monday, April 9, 2012

-

SE ACABÓ. Nadie, nadie merece que le traten así, y menos yo. Lo siento, pero no me lo merezco, estás tartando como a un títere a una de las personas que más te quieren, estás menospreciando y teniendo como opción a una persona a la cual verdaderamente le importas y no es justo. ¿De veras no lo ves? ¿No ves que yo por ti he dado todo lo que he podido y más siempre? Me siento menospreciada, nadie me hace sentir tan inferior, tan sumamente estúpida y tan poca cosa al mismo tiempo como tú, me haces sentir mal. No sabes la repercusión que tienen tus palabras en mi, no sabes el daño o la alegría que me causan. Tú entras en mi vida y yo lo cambio todo, sin embargo yo entro en la tuya y nada cambia. "No tomes como prioridad a quien te tiene como opción" eso es precisamente lo que he estado haciendo hasta ahora, nunca he sido tu prioridad, he sido tu títere, siempre he dependido de ti, de tus decisiones y yo nunca he podido decidir. Me confundes tanto que ya no sé qué pensar, solo que me duele que no veas lo mucho que te quiero, y que no sepas valorarlo.

Sunday, April 8, 2012

Here's the deal.

Quiero que oigas lo que quiero decirte, quiero verte la cara mientras te hablo, quiero escuchar lo que tengas que decir y quiero un abrazo al final de todo, sea cual sea la conclusión, y eso no se hace através de la pantalla del ordenador.

Followers