Sunday, January 29, 2012

DEAR YOU.

Querido Tú,
Ya estamos aquí otra vez. Otra vez la misma cantinela, otra vez el mismo número. Esta vez esto no es una confesión, porque mis sentimientos hacia ti creo que quedaron claros, y siguen siendo los mismos muy a mi pesar. Esto es una carta de reclamo. Te reclamo explicaciones, te reclamo una explicación para cada palabra, para cada "teequieroo". Te reclamo que dejes las cosas claras, porque yo ya no doy para más, me estoy volviendo loca. Enhorabuena, ¿era esto lo que querías? ¿Saber que para mi nada ha cambiado? Nunca ha cambiado lo que yo he sentido por tí, sabes que tú eres el que tiene el mando, tú puedes darle al botón de "on" o al de "off", pero dale a uno, no estes poniéndo el dedo sobre el "on" y luego retirándolo, no juegues más conmigo, porque sinceramente creo que ya has tenido bastante, ¿tú has seguido con tu vida? Me alegro por ti, de veras, me alegro, es lo justo ha pasado tanto tiempo, que no se podría esperar otra cosa, pero déjame seguir con la mía, déjame soñar con otros labios que no sean los tuyos, déjame pensar en otra cosa que en tu voz, déjame seguir adelante, es lo justo. Si querías saber si todavía siento algo por ti, si, te sigo queriendo, si querías saber si había avanzado o no, ya sabes que no, pero por dios, déjame avanzar, tenías razón nunca podremos llevarnos normal, te entendí perfectamente cuando me lo dijiste, porque yo no quiero ser tu amiga, no sé serlo, pero tampoco quiero aprender. Solo quiero ser una cosa tuya, y eso ya es imposible, así que déjame marchar o explícame qué es lo que quieres de todo esto. Dame mis explicaciones, creo que las merezco, es lo mínimo que puedes hacer, explicarme todo esto, explicárme por qué me vienes ahora con tantos recuerdos y una vez que lo hemos recordado todo, te marchas. Explícame qué es lo que pasa por tu mente, quiero entenderlo, es lo mínimo.
Te quiero.

Sunday, January 22, 2012

That simple.

"Te quiero y punto". Ojalá fuese tan fácil como eso, tan simple como un, "si contigo perdí mi tiempo, no dudaría en volver a perderlo", ojalá fuera tan sencillo como un "te echo de menos".

Saturday, January 21, 2012

Ghost from the past.


Te ví. Te ví una vez más. Eras tú, no me lo podía creer, pero eras tú, el chico del que me enamoré. Volviste sin aviso previo, sin un “hola”, sin ningún”¿qué tal?”, nada, simplemente apareciste de nuevo y rompiste todos mis esquemas una vez más. Me dijiste cosas que no pensé volver a escuchar de ti, me demostraste que todo por lo que yo había luchado había merecido la pena. Te importé, tú mismo me lo admitiste, y en el momento en el que leí la palabra “nostalgia” mi corazón dio un vuelco. No podía ser, todo este tiempo había estado pensando que yo era la única que sentía nostalgia, la única que apreció aquellos inolvidables días contigo, y ahora tú me estabas admitiendo que sentías lo mismo que yo, que añorabas aquellos tiempos, y ese sentimiento de nostalgia tiene implícito en él el hecho de que no dudarías en volver a aquello que añoras, ¿no? Una pequeña llama prendió de entre las cenizas que dejaste en mí, mi corazón latía más rápido, alimentado por la esperanza de que quizás, quizás podríamos olvidar todo lo pasado. “Sabes que no soy así, o al menos contigo no” me dijiste, y esas diez palabras me hicieron sentir la persona más afortunada del mundo, fui distinta a las demás. Ya no me costaba hablar contigo, todo surgía sin esfuerzo, todo era espontáneo, como cuando tú y yo éramos esa pareja de oro, cuando tú y yo nos complementábamos tan bien, pero tan rápido como viniste, sin aviso, te fuiste, con aquel “adiós, besos, te quiero” se terminó todo. Te fuiste, una vez más, te me escapaste de entre mis dedos de nuevo, te tenía tan cerca…
Ahora yo me pregunto, si algún día te importé, si aún te importo lo más mínimo, ¿no se te ha pasado por la cabeza dejar de darle la vuelta a mi mundo si no quieres quedarte en él? Porque, a veces tienes que saber cuando dejar a una persona marchar, dejarla seguir su propio camino, dejarla avanzar. Tú nunca quisiste volver a formar parte de mi mundo, ¿por qué, entonces apareces cada vez que estoy tan cerca de superarlo todo? ¿Por qué no quieres dejarme olvidar?

Wednesday, January 11, 2012

Girl in the mirror.

"Mi vida es un caos," te dices a ti misma, convencida de que por una vez tienes razón, sin margen de error, porque sí, tu vida es una caos, una tremenda pelota de errores y confusiones que sigue rodando y ya es hora de pararla. Te pones frente al espejo, observas los grandes círculos de color púrpura al rededor de tus ojos, y la rojez de tus ojos y nariz, el recorrido de tus lágrimas en tus mejillas, y te terminas de convencer de que las cosas tienen que cambiar. Te apoyas con ambas manos en frente del lavabo, agachas la cabeza y coges aire, cuando te consigues relajar, empiezas a ordenarte la mente y te das cuenta de que todos los errores que has cometido, todas las confusiones parten de la misma raíz, por que sí, es inútil negarlo, y menos negártelo a tí misma. Levantas la mirada y descubres una sonrisa traviesa dibujada en tu cara. Estabas esperando a reconocer esto, lo necesitabas admitir de nuevo, y cuando lo haces parece que te han quitado un peso enorme de tus espaldas, y así como así empiezas a reirte; de ti misma, de la situación, de simplemente todo, pero de repente paras. Tan pronto como apareció esa sonrisa se desvaneció, porque, ¿qué piesnas hacer al respecto?
Pues lo mismo de siempre, secarme las lágrimas, lavarme la cara, pintarme los labios, calzarme los tacones y comerme el mundo y de un solo bocado.

Sunday, January 8, 2012

Two way street.


Sé que tengo dos opciones, mandarlo todo a la mierda o luchar por ello y tengo miedo, tengo miedo de elegir el camino de luchar y sea yo, otra vez, la que esté luchando sola. Sí, la desconfianza me puede pero, después de todo lo que he vivido, ¿cómo se puede esperar de mi que confíe ciegamente en alguién? Después de dar mi vida y mi corazón en mano, ¿cómo se me puede pedir que cierre los ojos, apriete los puños y luche? Me gustaría volver a ser esa mocosa a la cual no le costaba nada mostrar sus sentimientos y que hacía todo lo que estuviese en su mano por conseguir lo que quería, pero alguién destruyó a aquella niña, alguién me hizo crecer y ver como es realmente la realidad, que no todas las personas son buenas y que muchas veces la gente miente para conseguir lo que quiere, sin importarle lo más mínimo los sentimientos de los demás. Quizás luchar no sirva de nada, quizás no merezca la pena, pero necesito saber si se puede sacar algo de esto. Demuéstrame que soy distinta a las demás, demuéstrame que no soy otra más en tu lista, demuéstrame que me puedes poner una venda en los ojos y que al guiárme no vas a dejar que me caiga por ningún precipicio, demuéstrame todo eso y te abriré las puertas de mi mundo, demuéstrame que puedo confiar en tí y yo te lo daré todo, porque realmente no quiero mandarlo a la mierda, lo que quiero realmente es una historia que no me aguarde dolor, porque aunque quiera esa historia feliz contigo, no dudaré ni un segundo en comerme todas mis palabras, dar marcha atrás y hacer como si nada de esto hubiese pasado.

Saturday, January 7, 2012

Mom.



"Eres mi nena pequeña y no quiero que nadie toque a mi nena pequeña si no es para hacerla feliz."

Wednesday, January 4, 2012

All I know is that I know nothing.


No  sé exactamente lo que siento, solo sé que me aterra. Sé que cuando me coges de la mano así sin más, sin esfuerzo, simplemente me coges la mano y me guías me siento segura, que cuando me abrazas y dejas tus manos reposando en el hueco de mi espalda, me gusta. Sé que me encanta que me mires, te rías y bajes la mirada, me gusta que me mires a los ojos y me apartes el mechón de pelo que siempre se me queda en los labios, me encanta sentir tus labios en los míos. Sé que me gusta que tu mano se enrede en mi pelo cuando nos besamos , sé que me encanta rodearte el cuello con mis brazos y sentirme pequeña, y que abrazarte fuertemente y darte un beso en la mejilla hace que algo extraño empiece a nacer en mi estómago, me encanta que me llames enana, pero todo esto me está empezando a gustar demasiado.
Por otro lado también sé que esto me aterra, que la última vez que sentí algo meramente parecido, me destruyeron, me mataron por dentro, y no quiero que eso me vuelva a pasar. También sé que me aterra el hecho de que mientras yo escribo estas palabras, tú te estés riendo de mi con tus amigos, o que para ti nada de esto tenga la mínima importancia. Si, tengo miedo, pero por otro lado, me gusta, no, no tiene nombre este sentimiento, como tampoco tiene nombre lo nuestro, somos tú y yo,  haciendo lo que mejor sabemos hacer, ser tú y yo, sin necesitar estar horas pegados el uno al otro, sin necesitar hablar todos los días, simplemente dejarnos llevar cuando estamos juntos, de manera que no forzamos nada, y eso me gusta.

Followers